La felicidad está dentro de ti ¡Descúbrela!

“La felicidad es interior no exterior, por lo tanto, no depende de lo que tenemos sino de lo que somos”, Henry Van Dyke
 
 

¿Qué es la felicidad? Cuántas veces nos hemos preguntado por qué no somos felices. La respuesta es muy sencilla pero siempre nos complicamos. La felicidad depende de una decisión. Tú mismo decides ser feliz o no, tú decides hasta dónde lo externo puede afectarte, tú decides cambiar tu vida y cómo vivirla.
 
La felicidad nunca será plena si no vives positivamente. Una cosa es ser realista y otra muy diferente, ser pesimista. Si bien, puedes ser realista viendo la realidad de los hechos no puedes dejar que el pesimismo te arrope porque todo problema tiene solución, solo es cuestión de buscarla y hacer lo que se debe hacer. 
 
La felicidad está en ti mismo, allí, dentro de tu corazón, no afuera en los demás. No eres feliz porque otra persona te ame o acepte, eres feliz porque puedes amar a esa persona con sus virtudes y defectos, ayudando a los demás y haciendo buenas acciones. No existe nada mejor en el mundo que la satisfacción de ver la sonrisa de aquél que necesitó de ti y tú le brindaste tu mano.
 
En ocasiones piensas que la felicidad plena es la aceptación de los demás y pasas buscando que todos te quieran como eres y en realidad, en el fondo de tu ser, eso te hace infeliz.
 
Ser feliz también es aprender a aceptar a las personas como son. Debes conocer sus historias para comprender y justificar sus acciones y actitudes. Valora lo bueno y no juzgues los defectos, allí está el verdadero amor: Dar sin recibir.
 
También es necesario soltar, desprenderte y seguir: Esto significa liberarse de culpas que no te corresponden. No eres culpable de los sentimientos y reacciones de los demás. Cada quien ve la vida según sus experiencias. Si alguien decidió irse no debes sentirte responsable. De eso se trata, soltar y ser feliz: Dejar que cada quien sea como es sin que eso te afecte. “No seas un mártir”.
 
Para muchos la felicidad está en las cosas simples, pues la vida está llena de momentos felices y es allí donde debes aprender a disfrutar cada instante y vivirlo plenamente.
 
La felicidad de cada momento no tiene comparación: Las emociones fluyen, no existen reglas, solo eres tú y el mundo dando vueltas a tu alrededor. Cuando lo descubras empezarás a vivir de verdad porque renunciarás a tus ataduras.
 
Cerrar ciclos igualmente es importante. Las situaciones inconclusas y sin resolver no te permiten avanzar hacía otros espacios en los que probablemente consigas en realidad lo que estás buscando o simplemente, es lo que necesitas para seguir creciendo.
 
Analizar y ver qué te tiene atado es imprescindible cuando decides cambiar de vida. Muchas veces nos atamos a nosotros mismos pensando cómo quisiera que mi vida cambiara, como si fuera algo que esperamos que suceda por “arte de magia”.
 
No sucede así. Uno mismo decide cambiar su vida. Primero debes pensar bien qué quieres hacer con tu vida, a dónde quieres llegar, luego medita sobre lo que debes hacer para alcanzarlo y después trabaja en función de conseguirlo.
 
En el camino seguramente deberás alejarte de personas que conscientemente sabes que no te hacen bien o que sencillamente no van contigo en la misma dirección, así como habrán otras, que estarán allí para motivarte y ayudarte a dar ese gran salto.
 
Para lograr ser feliz debes ser persistente e incisivo, tener paciencia y saber esperar, dar la batalla cuando sea el momento preciso y nunca perder la fe de que lograrás lo que te propongas siempre que te esfuerces y vayas por ello. Recuerda, la felicidad está dentro de ti, solo es cuestión de que te decidas a descubrirla.
Twitter: @aylenbucobo
IG: @aylenbucobo
Facebook: Aylen Bucobo
Correo electrónico: aylenbucobo@gmail.com