¡Mantén la esperanza! Es la chispa que te impulsa a seguir

“Esperanza. Es como una gota de miel, un campo de tulipanes que florecen en primavera. Es aire fresco, una promesa susurrada, un cielo despejado, el signo de puntuación perfecto al final de una oración. Es la única cosa en el mundo que me mantiene a flote”, (Tahereh Mafi).

 

Si pierdes la esperanza, lo pierdes todo.  A veces, las circunstancias se tornan tan difíciles que opacan tu visión de que algo bueno puede suceder. Cuando esto ocurre, todo es gris y tenebroso, se opaca tu luz. ¡No lo permitas! Eso es lo que la Oscuridad quiere que tú creas, así que encárala y dile lo que tu Creador ha dicho: Que “Sí hay bendición para ti”.

Alguien que no cree que vengan bendiciones para su vida, pierde la fuerza para seguir. No tiene por qué, ni por quién avanzar. Hay momentos, cuando los golpes son tan duros, que te quitan la certeza de que algo bueno puede ocurrirte, pero te repito ¡No lo permitas!

Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad. Yo he vencido”.

Para todos sale el sol. Si ya pasaste o si aún estás en la tormenta, puedes recrearte en la idea de que pronto saldrá la primavera. Hay temporadas, solo son lapsos, situaciones pasajeras, porque algo sí es seguro, y es que el sol sale para todos, y cuando eso te suceda, tú saldrás y con la cara en alto, disfrutarás los rayos de luz sobre tu rostro, haciéndote regocijar por las grandes bendiciones que Dios tiene para ti.

Eres un diseño, y por eso, el Gran Arquitecto que te hizo como una obra perfecta no te va a desamparar. Nunca lo hará, ni se cansará, hasta verte resplandecer como su Hermosa Creación. Las grandes obras se exhiben en grandes museos, y tú eres de esas obras en Manos del Diseñador.

Quizá ahora, no todo sale como quieres, pero seguramente más adelante, entenderás por qué algunas cosas no se dieron. “Porque Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”, expresa Jeremías 29:11.

Como dice la escritora Tahereh Mafi, “la esperanza es una promesa susurrada”. Seguro Dios te ha prometido algunas cosas, Él habla de muchas maneras. Si es así, puedes tener la certeza de que cumplirá lo que te prometió, solo tienes que estar atento a sus señales y actuar en el momento oportuno para tu bendición.

Si no hallas en qué creer o en qué basar tu esperanza, eleva tú clamor al cielo porque hay algo que es infalible, y es que todos en este mundo tenemos una promesa de bien para nuestras vidas. El Gran Yo Soy te la revelará si se lo pides y te dará la fuerza para continuar. Recuerda, Él habla de muchas formas, solo debes estar atento a sus señales.

“Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen a la gente más fuerte y nunca duran para siempre”, (Roy T. Bennett).

Redes sociales:
Twitter: LCMoreno10
Facebook: Lenys Moreno Toro
Correo electronic: morenolenys@gmail.com