Mensaje para padres de hijos LGBTIQ+

“La heterosexualidad no es normal, solo es común”.
Dorothy Parker

Para muchos padres, puede ser difícil enterarse que su hijo/a es homosexual, bisexual o incluso transexual. La mayoría tiende a sentirse culpable y a cuestionarse a sí mismos al respecto, lo cual es común que suceda, pero que en realidad no sirve para nada.

Lo cierto es que “salir del closet” es un proceso de aceptación para toda la vida; es admitir, compartir y estar conforme con la propia identidad de género u orientación sexual. Para algunos acarreará un proceso fácil, pero para muchos otros será un proceso más largo y difícil. Y esto va tanto para los adolescentes LGBTIQ+ como para sus padres.

Es normal que en una primera instancia algunos padres se sientan temerosos, llenos de preguntas y sentimientos encontrados. Sin embargo, el rechazo nunca es una buena respuesta. Es muy posible que para aceptar su propia sexualidad, su hijo/a haya tenido que afrontar una dura batalla en su interior, por lo que enfrentar el rechazo de su parte sería devastador para él o ella.

Es importante que tenga en cuenta que la aceptación es un proceso que involucra a toda la familia. Y así como su hijo/a ha necesitado tiempo para entender y aceptar su sexualidad, es evidente que como padres también necesiten tiempo para hacer lo propio.

Tómese el tiempo que necesite para asimilar lo que su hijo/a le ha contado; sobre todo, tómese el tiempo necesario para replantearse las expectativas que tenía para el futuro de su hijo/a; y, aún más, tómese todo el tiempo del mundo para lidiar con los estereotipos y creencias negativas que posea acerca de las personas LGBTIQ+.

No obstante, aunque esté teniendo problemas para entender la identidad, la sexualidad o los sentimientos de su hijo/a, no dejen de cumplir en su rol como padres. Esa es quizás una de las maneras más importantes de ayudar a que su hijo/a se sienta apoyado/a y amado/a; ante todo, sigue siendo su hijo/a y necesita de su amor y soporte aunque no lo entienda.

Recuerde que la orientación sexual homosexual, bisexual o heterosexual no es una elección, mucho menos un trastorno. Al día de hoy no hay evidencia sobre las causas de la orientación sexual homosexual, bisexual o heterosexual, así que tampoco sirve que se culpe al respecto.

Si como padre cree que no es capaz de afrontar la situación solo, puede hablar con los padres de otros adolescentes LGBTIQ+. También puede (debe) buscar ayuda profesional por parte de un psicólogo. No tenga miedo de expresar sus sentimientos, sus dudas o miedos acerca de la identidad u orientación sexual de su hijo/a.

Será un poco difícil al principio pero ya verá como su hijo/a sigue siendo la misma persona de siempre, incluso, esta puede ser una oportunidad para que se acerquen más.

Facebook: Rubén Balanta Mera
Instagram: Rubendario086
Web: rbalanta.com