Nadie merece un amor tibio

“No quiero un amor a medias, rasgado y partido por la mitad. He sufrido y luchado tanto, que merezco algo entero, intenso… Indestructible”. (Frida Kahlo)


¡Nadie merece un amor tibio! Por eso, todos debemos tener la fortaleza de soltar a quien se da a sí mismo a medias en una relación.

El amor verdadero no es simple, ni a medias, sino que es fuerte, intenso, se da por completo y se esfuerza por mantenerse junto a la otra persona.

Si estás al lado de alguien que no te hace sentir amada (o), que no muestra en detalles su amor por ti, que no te hace sentir especial y que además, no lucha, ni se esfuerza ante cualquier circunstancia por estar contigo, entonces sal corriendo de esa relación, porque como dijo Frida Kahlo, te mereces lo “intenso”.

Una relación con alguien que no se da por completo, sus gestos, su cariño, su tiempo, detalles, pasión o que no te da el lugar que mereces, es una relación que tiene el riesgo de acabarse en cualquier momento.

Es sano que cada quien tenga su espacio, porque solo así cada uno puede crecer para avanzar juntos, pero también es cierto que cada quien, sin abandonar su rol, aparta detalles y el tiempo para la otra persona porque la ama. Y es que, quien ama, no quiere perder al otro.

Si estás en una relación y no te sientes amada (o) o considerada (o), es probable que la otra persona no está centrada en ti, entonces, como no está centrado en ti, hay el riesgo de que en cualquier instante pueda enfocarse en alguien más o en alguna cosa o circunstancia, haciéndote completamente a un lado.

Si aceptas migajas desde un principio, las estarás aceptando para toda la vida. No te conformes con lo tibio por miedo a la soledad o por recibir, así sea por momentos, esos gestos que calman tu necesidad de amor.

Todos tenemos una necesidad natural de ser amados, para eso fuimos creados, para dar y recibir amor. No dejes que esa necesidad te haga aceptar migajas porque te mereces lo completo, lo mejor, lo que te haga feliz.

Por eso, hazte un gesto de amor propio y no te permitas una relación a medias. ¡Sé valiente! Solo cuando te amas, podrás amar a los demás.
Quizá ni siquiera es culpa de la otra persona no dar un amor completo, con todos los detalles cursis y sin sentido a los que solo los enamorados le ven lógica; porque nadie puede dar lo que no siente.
 
Es allí cuando toca tener la madurez y la fuerza de aceptar y soltar. Cuando sueltas lo que no te hace sentir en plenitud, quizá estés expandiendo la posibilidad de que llegue lo mejor.

Regocíjate en la esperanza de que el cielo tiene lo mejor para ti y de que lo abrazarás en el tiempo perfecto. No antes, no después. Porque “todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” (Eclesiastés 3:1).

Y como dice el cantautor Juan Luis Guerra en su canción “Todo tiene su hora”: “Tú no sabes que la luna no se queda sola. Se alegra en un mar de olas y le dice a la amapola que espera su cariñito como la güira espera tambora, que todo tiene su hora, debajo del sol naciente, espera tu amor bendito de nada vale ser impaciente”.

Porque, “con el buen amor solo hay, que creer. Pon tu cara de alegría. Vístete con mi canción y recuerda siempre, lo viejo pasó, cariño. Lo que viene es mucho mejor”.
 
Correo electrónico: morenolenys@gmail.com
Twitter: LCMoreno10
Facebook: Lenys Moreno Toro
IG: @lenysmorenot