Ventajas del Yoga en tiempos de Ansiedad

“Disciplina surgida en la India, que incide positivamente en la salud física y mental”
“Relajada veo en la televisión mi serie favorita, de repente una especie de premonición, un nerviosismo inexplicable se apodera de mi y prende las alarmas de mi cuerpo. Tun, tun, tun, escuchó los veloces latidos de mi corazón, pues ha asumido que algo malo sucede. Luego se agita mi respiración, y aunque trato de calmarme, los pensamientos catastróficos se apoderan de mi”.
Esta es parte de la realidad que enfrentan las personas que sufren ansiedad, algunas también luchan contra la depresión al mismo tiempo.
La psicoterapia es el método idóneo y avalado por la ciencia para hacer frente a estos diagnósticos, la cual  podrá acompañarse de una medicación cuando el especialista así lo amerite.
No obstante, existen herramientas válidas que ayudan al paciente a aminorar la sintomatología. Entre esas opciones está el yoga, una disciplina surgida en la India, que incide positivamente en la salud física y mental.
Su fundamento es aprender a controlar la mente y a fortalecer el cuerpo a través de una correcta respiración.
La profesora Ismerys Galavis, con más de 10 años de experiencia en el área, la definió como una práctica integral, donde confluyen “el cuerpo, la mente y la respiración, para  conectar con el espíritu”.

¡Nunca es tarde!
Estas son seis de las razones por las cuales practicar yoga es beneficioso si se sufre ansiedad o depresión. Nunca es tarde para dar el primer paso.
1. Favorece la concentración y combate el estrés, al equilibrar el sistema nervioso a través de una correcta respiración diafragmática, lenta y profunda.
 
2. Ayuda a calmar o apagar la mente, de tal manera que los pensamientos rumiantes que agobian se puedan controlar.
 
3. Tiene una incidencia positiva en el estado de ánimo del paciente, no solo por la técnica aplicada, sino también porque le brinda la oportunidad de compartir con otras personas y establecer lazos comunes.
 
4. Mejora el equilibrio y la flexibilidad, al incrementar la elasticidad y el movimiento articular.
 
5. Reduce la tensión muscular, por tanto, elimina las dolencias que se generan en el cuello, los hombros, la espalda y las piernas.
 
6. Influye en el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Son diversos los beneficios del yoga, pero para observar resultados, la constancia es clave. Al iniciar una rutina lo importante es ir lentamente y perseverar para, poco a poco, notar los avances.
“Ver cómo te sientes al comienzo es primordial. Luego haz un compromiso personal de regalarte ese espacio de práctica para ti, aun cuando sean solo 15 minutos al día, tan solo un saludo al sol o inclusive una lectura relacionada con el tema. Puedes probar diferentes estilos de yoga hasta conseguir el que mejor se acomode a ti”, comentó la instructora  al respecto.
La idea es evitar lesiones y la técnica siempre será importante, por ello es necesario contar con el asesoramiento de un profesor calificado.
Galavis explicó que entre las lesiones más comunes está la trasera o “butt yoga”, referida a los isquiotibiales. También es recurrente ver lesiones de cuello, hombros y espalda baja.
Por otra parte, añadió que el yoga se presenta como una alternativa ideal ante el confinamiento por el virus Covid-19.
“La cuarentena ha sido un desafío para todos, nos ha hecho sentir seres frágiles. El yoga nos ayuda a percibir de mejor manera estas sensaciones y pensamientos. Probablemente meditar no es para todo el mundo, pero la práctica física es idónea para sentir el cuerpo, dejar fluir y nada mejor que hacerlo de manera consciente”.
Twitter e Instagram: @alejandrinasa
Correo: algonzalezb@hotmail.com